marzo 23, 2022

Gestión Cultural y RSE

Gestión Cultural & RSE:

Los ejecutivos de las empresas requieren poder justificar las inversiones en cultura desde la lógica empresarial y, para ello, poder evidenciar beneficios resulta fundamental.

De hecho, el estudio Corporate Social Responsibility and the Arts, elaborado por Arts & Bussines (2004), demuestra que las empresas que aportan al arte están demandando al sector cultural mayor evidencia de los impactos que sus actividades conllevan, tanto para ellas mismas como para la comunidad o público favorecido.

En este sentido, es posible argumentar que hoy en día el aporte a la cultura se hace desde un enfoque estratégico y que crecientemente pasa a ser parte de la oferta de valor de las compañías contribuyendo a crear una imagen positiva e incluso aumentando el engagement de los clientes y stakeholders, y por ende el ROI y el EBITDA de las empresas.

En efecto, una de las principales motivaciones para invertir en cultura y artes tendría que ver con la reputación y posicionamiento que las empresas pueden adquirir.

Al igual que en cualquier otro ámbito, el sector privado busca obtener beneficios al hacer inversiones en cultura y uno de ellos tiene que ver con la diferenciación de la marca o producto en un contexto de mercado competitivo, que contribuye a atraer y fidelizar clientes.

De acuerdo a Bongiovanni (2005), la cultura es un elemento que permite humanizar los negocios, aportándole valores culturales y una visión de compromiso social a la imagen de las empresas, lo que puede resultar muy atractivo para ellas. De hecho, dos estudios realizados en Chile, que ahondan en las motivaciones de las empresas para aportar en cultura llegan a la misma conclusión: más allá de los beneficios tributarios que puedan obtenerse.

Trabajamos en conjunto con nuestros aliados de Cultura & Patrimonio 

 

× WhatsApp!